Próximo Partido

Próximo Partido: Madrid - Valencia

Visita a nuestro Patrocinador

Noticias

El Valencia Basket ha sufrido una de las peores derrotas de la temporada en su visita a Gran Canaria para medirse al Herbalife. El conjunto 'taronja' ha sido superado desde el primer momento por un equipo canario que ha explotado un agujero defensivo permanente en la zona de los de Vidorreta, en los que solo Rafa Martínez se ha salvado de la quema. La vuelta de Guillem Vives dos meses y medio después de su lesión de tobillo y el debut de Latavious Williams en la Liga Endesa son las dos únicas notas positivas de un partido del que habrá que tomar buena nota para no repetirlo en el futuro, especialmente lejos de La Fonteta, donde al equipo 'taronja' se le empiezan a atragantar los partidos.

El Valencia Basket ha comenzado el encuentro con una marcha menos que su rival y eso lo ha aprovechado el Herbalife Gran Canaria para tomar el mando desde el principio. Los de Vidorreta han cometido cuatro pérdidas en los primeros cinco minutos y no han sido capaces tampoco en defensa de contener las penetraciones de Radicevic y los cortes a canasta de Oliver y compañía, por lo que Gran Canaria se ha puesto rápidamente once puntos arriba en el marcador (16-5), obligando a Vidorreta a pedir un tiempo muerto. Un triple de Sastre tras volver a cancha parecía despertar a los 'taronja', pero todo lo contrario, y el Herbalife ha ampliado la distancia para acabar el primer cuarto dominando 25-13.

Con el inicio del segundo cuarto se ha visto un mejor tono defensivo en Valencia Basket. Latavious Williams, en su debut en ACB, ha mostrado algunos detalles positivos en ataque, pero claramente sigue por detrás del resto de sus compañeros en cuanto a ritmo de competición, y lo ha pagado en defensa. El conjunto 'taronja' se ha acercado en el marcador gracias a siete puntos seguidos de Erick Green con un triple y un 3+1, pero durante toda esta primera mitad ha tenido un agujero defensivo en su zona que le ha impedido igualar el marcador. El Herbalife se ha encontrado muy cómodo anotando por dentro y ha conseguido mantener diferencias en torno a los diez puntos hasta el descanso, al que se ha llegado con 42-34.

El arranque de la segunda mitad ha sido un calco de la primera. De nuevo el Valencia Basket dormido, pese a introducir cambios en el quinteto inicial como la entrada de Guillem Vives, que había estado bien en la primera mitad en su regreso tras dos meses y medio, Latavious Williams o Erick Green. El Gran Canaria ha vuelto a explotar el agujero defensivo en la zona 'taronja' y gracias a un parcial de 10-3 se ha colocado con 55-37 en el marcador, obligando a Vidorreta a parar de nuevo el partido. Solo el acierto en el triple del Valencia Basket evitaba una sangría mayor, pues el Herbalife era muy superior en el resto de facetas del juego. En la primera mitad, el Valencia Basket supo encontrar la forma de parar el arreón inicial de los locales, pero en este tercer cuarto la cosa ha sido bien diferente. El equipo de Luis Casimiro no ha quitado el pie del acelerador y ha 'atropellado' a los de Vidorreta hasta colocarse con un marcador de 69-45 que dejaba bien claro la diferencia entre uno y otro equipo este domingo.

Solo la garra y carácter del capitán Rafa Martínez, un día después de su 36 cumpleaños, ha permitido al Valencia Basket recortar algo las diferencias en el marcador y ponerse cerca de nuevo de los 10 puntos abajo. Pero ha sido insuficiente y la derrota era ya inevitable en lo que ha sido uno de los peores partidos de la temporada de un conjunto 'taronja' superado de inicio a fin por un Herbalife Gran Canaria muy superior y que ha terminado imponiéndose por 87-78. Dura derrota, sobre todo por las sensaciones.

Fuente: SuperDeporte. Pablo Tarancon y Foto ACB Photo