Próximo Partido

Visita a nuestro Patrocinador

Noticias

La lucha por seguir cerca de los ocho mejores equipos de la Euroliga se trasladó a la Fuente de San Luis. En combate, Valencia Basket y Kirolbet Baskonia, que medían sus fuerzas en uno de esos duelos de sabor ACB en una Fonteta que buscaba su quinta victoria consecutiva como local. Y espoleados en busca de ese triunfo (105-77), los taronja se subieron al carro comandado por Quino Colom y Bojan Dubljevic. Ambos lideraron un parcial de 8-2 que desesperaba a Velimir Perasovic. Pero, precisamente, la decisión de Perasovic de dar entrada a Youssoupha Fall cambió la cara de Baskonia.

Con el 'gigante' Fall dominando la pintura y con Tornike Shengelia y Pierria Henry castigando, Baskonia le daba la vuelta al partido. El parcial llegó a ser de 4-17, aunque se frenó con la salida de Henry. Las pérdidas de Sergi García y la defensa de Valencia Basket generaron un nuevo parcial que dejaría el partido empatado gracias a un triple sobre la bocina de Jordan Loyd (19-19).

La reacción valenciana se seguiría alargando en el segundo cuarto para llegar a firmar un 13-0 a su favor. Fue entonces cuando el partido se terminó convirtiendo en un cara a cara entre Shengelia y Dubljevic. Los dos se echaron a sus respectivos equipos a las espaldas para regalar minutos de puro baloncesto. Y para muestra, sus números. Dubljevic terminó la primera parte con 16 puntos y 5 rebotes, mientras que 'Toko' acabó con 13 puntos y 8 rebotes. Casi nada. Ese 1x1 le favoreció a Valencia Basket, que había encontrado su mayor ritmo tanto en ataque como en defensa para finalizar el primer acto como acabó el primer cuarto, con un triple sobre la bocina. El protagonista esta vez fue Alberto Abalde (46-36).

El descanso hizo caer el ritmo de partido. Encontrar una canasta sencilla costaba sangre, sudor lágrimas. Pero ahí se sentía cómodo Valencia Basket, que se agarraba a la defensa de Maurice Ndour para sacar de partido a un Baskonia que perdía balones por malos pases y por faltas en ataque. En ese partido tranquilo, Sam Van Rossom dirigía y castigaba para llevar a su equipo a una ventaja de 19 puntos superado el ecuador del cuarto. Solo Shavon Shields parecía salvarse de las dudas baskonistas. Con 11 puntos seguidos, Shields le daba una vida extra a Baskonia y le daba una oportunidad a su equipo de seguir con vida a falta de los últimos 10 minutos (69-58).

Pero ir solo contra el mundo no es tarea fácil. Shields no encontraba a ningún compañero en su pelea por rescatar a Baskonia. Y si ya era difícil la remontada, peor se volvieron las cosas cuando Tornike Shengelia se fue expulsado tras una falta en ataque y una técnica. Todavía quedaban 8 minutos por jugar y, aunque Shields seguía a lo suyo, era imposible frenar a la pareja que formaban Dubljevic y Abalde. Dos triples suyos hundieron las pocas esperanzas baskonistas. Lo peor para Baskonia estaba por llegar. Van Rossom y Loyd volvieron a castigar desde más allá del arco y la ventaja ya superó los 20 puntos y siguió subiendo hasta el bocinazo final (105-77).

Con el triunfo, Valencia Basket suma su quinta victoria consecutiva como local en la Euroliga e iguala con Kirolbet Baskonia con un balance de 6 triunfos 8 derrotas. El club taronja sigue creciendo y buscará alargar la racha ante Milán mientras que deja lleno de dudas a un Baskonia que se medirá este jueves al Real Madrid.

Fuente: C. Martinez. Marca