Próximo Partido

Visita a nuestro Patrocinador

Noticias

La locura del baloncesto se elevó a su máximo esplendor en Estambul. El partido que enfrentó a Fenerbahce y a Valencia Basket se decidió en la prórroga y cayó para el lado valenciano gracias a momentos totalmente inesperados. Sin ir más lejos, la acción que decantó el encuentro fue un increíble 2+1 de Jordan Loyd tras un rebote ofensivo de Alberto Abalde, que recogió su propio fallo desde el tiro libre. Los dos jugadores fueron los claros protagonistas de la prórroga anotando o capturando rebotes evitando que la reacción se quedara en unos simples vídeos de highlights.

Increíble también fue la última decisión de Fenerbahce, que con 8 segundos decidió jugársela con un mal lanzamiento de Nando de Colo que golpeó contra el hierro acrecentando la crisis turca (98-100). Pero más que baloncesto, lo vivido en Estambul fue un total ejercicio de fe.

Valencia Basket tenía el partido ganado gracias a su excelso último cuarto. Liderados por un imperial Bojan Dubljevic una jornada más (30+12) y espoleados por el renacido Brock Motum (14 puntos), los de Jaume Ponsarnau fueron recortando una distancia que había llegado a ser de 13 puntos para Fenerbahce. Los fantasmas de la mala racha turca fueron apareciendo hasta que Alberto Abalde pareció sentenciar el partido aprovechando un mal lanzamiento de Jordan Loyd. A falta de 4 décimas, el partido era taronja. Pero como ocurrió en Manresa, otra mala defensa de Valencia Basket la hizo buena De Colo, que besó el tablero para mandar el partido al tiempo extra. De locos (84-84).

Los últimos 15 minutos de partido fueron los mejores momentos de Valencia Basket. Sin duda, el mejor momento para despertar. Porque, desde el segundo cuarto, Nando de Colo (31 puntos) comenzó a orquestar la ofensiva de sus compañeros y a aniquilar el aro rival desde las esquinas. Luigi Datome y Derrick Williams, que se gustó con un mate de concurso, se convertían en los enemigos secundarios de un Valencia Basket perdido y que parecía haber entregado el encuentro antes de tiempo. Para muestra, los 11 puntos de ventaja con los que entró Fenerbahce al último cuarto (70-59).

Solo Bojan Dubljevic se escapaba de los errores de sus compañeros para intentar mantener con vida a su equipo. Hoy, Dubljevic firmó sus mejores números en la Euroliga con esos 42 de valoración. Gracias a sus puntos y a su capacidad para sacar faltas, sus compañeros se unieron a una reacción que terminó poniendo la cordura en un partido loco, roto y precioso. Con el triunfo, Valencia Basket saca una victoria de prestigio para colocarse con un balance de 7 victorias y 9 derrotas y sigue cerca de los ocho primeros puestos. Por su parte, Fenerbahce sigue generando dudas y acumula ya su cuarta derrota consecutiva.

Ficha técnica:

98.- Fenerbahce (24+24+22+14+14): De Colo (31), Sloukas (10), Kalinic (2), Datome (20), Williams (20) -cinco titular- Westermann (-), Mahmutoglu (-), Muhammed (14) y Duverioglu (1).

100.- Valencia Basket (22+18+19+25+16): Van Rossom (5), Loyd (14), Doornekamp (8), Labeyrie (2), Dubljevic (30) -cinco titular- Colom (3), Marinkovic (-), Ndour (4), Abalde (8), Tobey (12), Sastre (-) y Motum (14).

Fuente: Marca. C. Martinez