Próximo Partido

Visita a nuestro Patrocinador

Noticias

A fuego lento cocinó Valencia Basket su octava victoria en la Euroliga ante Alba Berlín, 91-77. Después de un primer cuarto dominado por el equipo alemán gracias al poderío físico de Landry Nnoko y Luke Sikma (18-27), los de Jaume Ponsarnau empezarían su escalada en el marcador a partir del segundo cuarto.

La entrada de jugadores como Aaron Doornekamp y Alberto Abalde le dieron otro aire al equipo taronja. De hecho, Abalde se iría hasta los 9 puntos en un cuarto en el que la defensa de Valencia Basket comenzaba a desquiciar a su rival. Todavía no había llegado la remontada, pero los valencianos habían llegado a tiempo al partido (37-42).

Y ya en la segunda parte, Valencia Basket culminó su escalada particular. Ahora, el protagonismo recaía sobre Jordan Loyd y sus triples que sirvieron para empatar el partido. Tuvo que esperar el equipo valenciano hasta el minuto 27 de encuentro para ponerse por delante, pero un 2+1 de Mike Tobey aprovechando el pick&roll cambió las tornas. Alba Berlín, desquiciado y con Luke Sikma y Martin Hermannsson como únicos hombres entonados, veía que el partido empezaba a escribirse con letras naranjas (62-57).

Los últimos 10 minutos fueron la confirmación de la reacción con un actor inesperado: Aaron Doornekamp. Pese a que ya había anotado en la primera parte, dos triples consecutivos con su firma rompieron la defensa de caja+1 que había planteado Aíto García Reneses. Los puntos de Doornekamp hundían en el marcador a Alba Berlín, incapaz de salir de un bucle en el que solo valía intentar sumar de 3 en 3 (91-77).

La Fuente de San Luis volvió a celebrar una victoria de un Valencia Basket que cierra la primera vuelta de la Euroliga con 8 victorias y 9 derrotas mirando muy de cerca a los ocho primeros puestos. Ahora, el objetivo taronja no es otro que la Copa del Rey. La primera oportunidad, este lunes ante el Real Madrid.

Fuente: Marca. C.Martinez